domingo, 4 de enero de 2015

Liberales de Secano


Tengo un amigo liberal. No es un liberal cualquiera, me da charlas y consejos, soluciones y caminos. No es un liberal cualquiera, es un liberal #patanegra. Ahora que los socialdemócratas volvemos a estar de moda no deja pasar una ocasión para intentar hacerme caer del caballo y ver la luz. Para eso están los amigos y dada mi escasa preparación en materia económica me gusta escuchar como defiende sus postulados para así ratificar los míos. Cosas de amigos.



El pasado veintitrés de diciembre la Sra. Pastor, Ministra de Fomento, en la inauguración del tramo Polopos-Albuñol de la A7 se despachó con unas frases sobre el futuro de la línea marítima Motril-Melilla que despertaron mi interés y, dado que la ministra comulga con los postulados de mi amigo, le mandé un e-mail con las declaraciones de la ministra. Le pedía su ayuda con objeto de encajar las palabras de la ministra en una de esas corrientes liberales de las que me habla entre tapa y cerveza.


Me dice su familia, la de mi amigo, que desde ese día ha suspendido su cuenta de Twitter, el Facebook ni lo mira y no actualiza ese blog en el que vuelca todas las ayudas que se publican en el BOJA. Sobre su mesa de estudio se acumulan sin orden los textos de Friedman, Batiat, Smith, Popper y Hayek. Le dejan comida en la puerta del despacho y, al rato, los platos aparecen limpios. Creo que no acierta a encajar el pensamiento de la ministra en ninguna corriente liberal conocida. Lo intenta con ahínco que para esos se lo ha pedido un amigo.


Si en una de estas coge el teléfono, mira el correo o lee alguno de los mensajes que le deja su familia  en la bandeja de la comida verá que todo tiene una explicación. Que esa explicación es Granada. Que no se apure ni ponga en duda todo aquello en lo que cree. Una provincia que cuenta con la piscina más grande del mundo -la presa de Rules-, en la que el AVE llegará pasando por un túnel del siglo XIX, que cuenta con un barrio Patrimonio de la Humanidad que se desmorona por abandono y se vende como éxito acabar la A7, metro y hospital con retrasos sin calendario que los sostenga no puede extrañarle a nadie que nazca una corriente liberal basada en dar ayudas a líneas marítimas deficitarias hasta conseguir hundir una línea rentable y poder así tratarla por igual a las primeras. La escuela granadina liberal de secano es ya una realidad. Gracias Ministra. 
Publicar un comentario en la entrada