viernes, 22 de junio de 2012

Sobre el 840 y nuestros polígonos.


Supongo que los periodistas con esto de los blogs y los blogueros están convencidos que “parió la abuela”. El atasco de información que ya padecíamos lo elevamos al cubo los que nos desahogamos por aquí en lugar de darle a la raqueta, a los sellos o a la bicicleta.

Sin embargo hay una información que se nos está escapando a todos oculta tras la saturación de PIB, ERES, PIGS  y otros siglas del montón. Los comerciales la conocemos bien. Patear polígonos proporciona una visión única de nuestra situación, como hemos llegado a estar así y cual podría ser un camino a tomar con algunas posibilidades de sacarnos de la espesura en la que nos levantamos, pasamos el día y nos acostamos.


Como no dispongo del tiempo, paciencia ni dinero para hacer un estudio sesudo sobre la anatomía de los polígonos españoles pienso generalizar. Los comerciales somos grandes profesionales de la teoría del punto gordo y sirve tanto para un roto como para un descosido. Un 30% de las naves están cerradas, un 40% son negocios comerciales, un 10% bares, otro 10% empresas que producen algo y el resto imprentas. Si pretendéis tumbar estos datos tan precisos echadle un vistazo a los códigos de barras de cualquier hipermercado en la zona de bienes de equipo, pequeña herramienta, complementos de hogar, lámparas, menaje etc. el 840 está más en peligro de extinción que el lince ibérico.


Con una estructura productiva basada mayoritariamente en el simple comercio un país de 45 millones de habitantes es insostenible. Los que saben de esto le llama balanza comercial con el exterior (exportaciones-importaciones) , a la balanza comercial española yo le llamo "que fabriquen ellos" y tiene por resultado deslocalizar el valor añadido, la mano de obra intensiva y el futuro de nuestro país dejando aquí el desempleo generalizado. Unos datos que la teoría del punto gordo de vez en cuando hay que darle credibilidad.


En Millones de €        Marzo 2011        Marzo 2012
España                        -   4019                   -   2636
Alemania                    + 10800                  + 14700
                 


A nuestro "que fabriquen ellos" nos responden con un "pleno empleo para nosotros".  Esa leve mejora que experimenta nuestra balanza en 2012 es reflejo ya de la caída del consumo que se llevará por delante hasta el 40% de naves dedicadas al comercio en nuestros polígonos.

Podremos cambiar de Gobierno como de camisa pero hasta que empresarios, políticos, sindicalistas y sociedad en general no entendamos que en el valor añadido que genera la producción está la solución al crecimiento, y por tanto al desempleo, no levantaremos cabeza y seguiremos discutiendo que hemos hecho para merecer la que nos ha caído encima. Queda raro, algo proteccionista y seguro que demasiado simple  pero, en mi opinión, nos jugamos salvar nuestro Estado del Bienestar y el futuro como país en el número 840 de un código de barras y en la reactivación de los polígonos para que produzcan buena parte de lo que consumimos.

















Publicar un comentario en la entrada