domingo, 30 de octubre de 2011

El estilo Jobs, la excepción de la regla.

No tengo ni he tenido un producto Apple. Si es o no reflejo de mi nivel en el mundo 2.0 lo dejo para evaluación de otros. Pero os recomiendo que no perdáis tiempo buscándole una intencionalidad, en lo relacionado a estas herramientas siempre me he apañado con las que regala la compañía telefónica de turno o con los equipos que la empresa ha decidido comprar.

Cuando por primera vez vi la presentación  de un producto por parte del Sr. Jobs me quedó grabada una sensación rara, de sorpresa, o de incredulidad. Con mucha elegancia y sencillez repartió estopa hasta en el cielo de la boca a toda su competencia. Sin rubor alguno y con una educación exquisita la presentación ensalzaba las virtudes de sus productos a la vez que ridiculizaba con silencios maliciosos y expresiones corporales que buscaban la risa y la complicidad del auditorio.

Estaréis conmigo que difícilmente le reiríamos una estrategia semejante al Santander si al presentar  un nuevo producto ridiculizase al del BBVA o si Renault se mofase de los Seat ó Peugeot para vender los suyos .¿Os podéis imaginar al Sr. Roig de Mercandona perdonándole la vida al dueño de El Corte Inglés por su modelo de negocio algo pasado de moda?. Relajaos si pretendéis emular a Steve Jobs, sin su estilo y sin su áurea puede salir un engendro parecido a la “guerra de los zumos” de estos años.

Pertenezco a una escuela comercial que defiende sus productos por ellos mismos. No entiendo y no se trabajar con un comercial vende-peines que cree defender a su empresa menospreciando a la competencia por sistema. Me deja como un témpano que un comercial considere tan estúpido al cliente que tiene enfrente como para hacerle creer que la competencia no da una a derechas y que todo lo suyo es perfecto .

Apoyado en unos magníficos productos, por lo que todo el mundo dice, está claro que el Sr. Steve Jobs creó un estilo elegante-agresivo que es la excepción de la regla comercial que mejor le ha funcionado a cualquier empresa para su equipo de ventas: "Para los pocos minutos que vas ha disponer de la atención del cliente, no seas tonto y aprovéchalos hablando de tú producto y de tú empresa."
Publicar un comentario