lunes, 6 de enero de 2014

#ArqueológicoYA

En una provincia en la que disfrutamos de la mayor piscina del mundo, el pantano de Rules, y que en breve verá pasar la última tecnología en materia ferroviaria por un túnel del siglo XIX no debería extrañarnos que, en la capital, el museo arqueológico se cerrase en mayo del dos mil diez por una pequeñas obras y, a fecha de hoy, siga el mismo letrero colgado en la web y en la puerta de la Casa de Castril.

En una ciudad en la que su pasado zirí y nazarí apabulla al resto de su historia los granadinos somos capaces de debatir sin fin como estrujar más la gallina de los huevos de oro sin darnos cuenta que los turistas se pueden “cazar a lazo” una vez pero no sistemáticamente. No es la conexión Alhambra-ciudad lo que hay que resolver con ascensores o trenecitos para que los viajeros decidan dedicarnos más días. No he visto a ningún turista por Granada preguntándose qué administración dirige la Alhambra. ¿alguien duda que es la oferta de la ciudad al viajero lo que puede mejorar lo ya muy bueno?.

Granada, que ya casi vive del turismo por obra y gracia del abandono de otros sectores, tiene en su pasado pre-musulmán la respuesta a tanto debate estéril y en su museo arqueológico su herramienta más eficaz para darlo a conocer.

Completar la inmejorable oferta que representa La Alhambra debería ser el objetivo de todas las administraciones con el Ayuntamiento a la cabeza. Dos cónsules ordinarios, cinco consulados suffectus, proconsulados en Britania, África, Raetia, Germania Superior, legados y numerosas magistraturas más fueron la contribución de varias familias originarias de nuestra actual Granada al Imperio Romano en su apogeo.

No hace falta ser un experto para diseñar una estrategia complementaria a nuestro pasado musulmán para redondear la oferta a todos los que nos visitan. Tan sólo falta la voluntad política y el liderazgo que sume voluntades. La reapertura del museo arqueológico en el que se guarda el pasado íbero y romano de nuestra ciudad debe ser la herramienta que lo saque a la luz.

#ArquelógicoYA, Súmate!
Publicar un comentario