viernes, 21 de diciembre de 2012

Estables en la gravedad con tendencia a empeorar



Ahora que para prever las ventas en lugar de en infocemento echamos mano de Bruja Lola, de los vuelos de los pájaros y de las vísceras del último pollo comprado en la carnicería de la esquina, que todavía no ha cerrado, resulta inocuo leer el boletín de diciembre. Se parece al los cincuenta anteriores y además ya los tenemos hechos, los presupuestos digo. Cuarto y mitad del año anterior. Mejor nos santiguamos y a ver como sale el morlaco.

En una empresa con ganas de hacer las cosas medianamente bien los presupuestos anuales deberían estar  listos más o menos para el puente del Pilar. Hagas o no hagas puente a la vuelta toca preparar tarifas, inversiones, incorporaciones para que no sea una simple moneda al aire. Este año ya los tenemos hechos, los presupuestos digo. Esta mañana exactamente con el café y la tostada como testigos. "Los prorrogamos a la baja pero menos que los cementeros que los vemos muy asustados". Un... -10%. ¿Todos de acuerdo? Cada uno a su tostada por lo que se aprueban. Objetivo conseguido. 

Como la cabra tira al monte lo leo y os hago un resumen. El boletín de Infocemento digo. Los presupuesto ¿para qué?

“Una caída del 34% respecto al mismo período de 2011”
“El sector cerrará el ejercicio con un descenso del consumo del 33%”
“Quinto año consecutivo de caídas de dos dígitos”
235 kg per cápita, hay que remontarse a 1962 para ver cifras similares”
“Oficem estima para 2013 un nuevo descenso cercano al 20%”



Siendo el cemento la materia prima fundamental de nuestro sector si fuésemos profesionales deberíamos entregar la cuchara, salvar los muebles y ponernos a buen recaudo. Pero como tras cinco años, cinco, de revolcones en los pitones del morlaco ya no quedan muebles que salvar, en el 2013 saldremos otra vez al ruedo y a todo el que nos pregunte ¿qué tal? le diremos que “estables en la gravedad con tendencia a empeorar”.
Publicar un comentario en la entrada